Saltar al contenido
DECACTUS.CLUB

Fungicida para cactus

Pese a que los cactus son unos de los tipos de plantas más sencillos de cuidar, la mala suerte, la mala ubicación o un riego defectuoso puede crearles hongos y enfermedades. ¿Quieres saber cuáles son los fungicidas para cactus más apropiados?

Comprar un Fungicida para cactus universal

aspiradora de pie

  • Lucha contra plagas.
  • Todo tipo de enfermedades
  • Plantas de interior y exterior.
  • Rápido y eficaz

Otros tipos de fungicidas para los hongos de los cactus

Fungicida para semillas de cactus

aspiradora de pie

  • Lucha contra plagas.
  • Todo tipo de enfermedades
  • Plantas de interior y exterior.
  • Rápido y eficaz

Fungicida sistémico para cactus

Los fungicidas sistémicos son aquellos que no se limitan al exterior del cactus sino que son absorbidos por hojas y raíces y son repartidos por el sistema linfático.

Fungicida sistemico para cactus

  • Fungicida de alta movilidad.
  • Llega a toda la planta.
  • Muy efectivo.
  • Enfermedades complicadas.

Fungicida natural para cactus

Las investigaciones han ayudado a crear un montón de fungicidas para cactus diferentes, igual que para todo tipo de plantas, pero tienen un inconveniente. Su nivel de toxicidad suele ser muy elevado. Por eso, recomendamos utilizar los fungicidas naturales, utilizar las tradiciones de nuestros abuelos para evitar futuros problemas.

Té de manzanilla como fungicida de cactus

Es el fungicida natural menos invasivo. Es más efectivo para plantas de hoja más blanda, pero va bien para empezar a tratar los hongos en los primeros estadios de los cactus. El ingrediente que actúa contra los hongos es el azufre y se utiliza con un rociador en spray una o dos veces por semana por dos semanas. Si no funciona, utilizar otro.

Fungicida natural de canela para cactus

El fungicida de canela para cactus se vale de las propiedades antimicrobianas de sus compuestos.

Para utilizar este fungicida casero para cactus, basta con diluir una cucharadita de canela n 1 litro de agua y esparcirlo con spray.

¿Qué es un insecticida para cactus?

Un fungicida para cactus es un tipo de producto que se le pone a los cactus con el fin de eliminar posibles enfermedades o hongos. Algunas veces bastará con una sola vez pero lo más habitual es que sea necesario hacerlo con regularidad durante más de un día.

¿Qué precauciones debemos de tener al usar un fungicida para cactus?

Al tratarse de un producto de alta toxicidad, debemos de ir con cuidado y seguir las instrucciones del fabricante escrupulosamente.

  • No se pueden poner en el interior de casa ya que oler durante mucho rato ese producto puede dar problemas de salud, sobre todo si hay niños en casa.
  • Utilizar guantes también es necesario ya que el contacto con la piel puede irritar.
  • Hay que mantenerlo en un lugar fuera del alcance de los niños porque podrían ingerirlo. En este caso, habría que ir urgentemente al hospital.

¿Cómo prevenir los hogos en los cactus?

Una vez un cactus tiene hongos, hay que actuar con rapidez para intentar eliminarlo. Sin embargo, lo más inteligente es prevenirlos. ¿Qué habría que hacer para evitar los hongos en los cactus?

  • Cantidad de agua: El principal culpable de que a nuestro cactus le salgan hongos es que nos pasemos con la cantidad asiduidad con que regamos. Mira esta guía sobre cómo cuidar un mini cactus.
  • Abono esterilizado: Este tipo de tierra para cactus reduce el riesgo de infección de los cactus. Es muy recomendable utilizarlo pero tiene un precio más alto que los sustratos más normales.
  • Nutrientes: existen unos nutrientes para mantener la tierra bien nutrida. Esto consigue estar suficientemente fuerte como para pasar una infección.
  • Semillas de cactus: Cuando aún el cactus no ha crecido, se puede mojar la tierra con té de manzanilla o canela en polvo y así se consiguen evitar posibles infecciones en las fases iniciales del proceso de crecimiento.
  • Fungicidas caseros naturales: recomendamos altamente utilizar unos insecticidas caseros para cactus, sobre todo si los vamos a utilizar para la alimentación o el cuidado de la piel, ya que los fungicidas tradicionales son tóxicos y puede tener consecuencias negativas.